Cómo y cuándo diseñar el huerto familiar

0

enero 17, 2013 by Awen

Huerto familiar

Nuestra zona para huerto

Todos sabemos que en invierno la actividad del huerto se reduce considerablemente. Los bancales no tienen ese esplendor primaveral que tanto gusta y nosotros tampoco tenemos la frenética actividad que la época estival nos brinda con los riegos, los cuidados y las recolecciones propias de esta época del año.

Si tenemos un huerto que ya dio sus frutos la temporada pasada, debemos saber que en invierno también necesita de nuestros cuidados. Esta es la época en la que nos encargamos de regenerar la tierra. Debemos dedicar tiempo al laboreo y al abonado, así como, al desarrollo de abonos verdes.

Pero nuestro huerto está vacío, solo tenemos delimitado el terreno por lo que vamos a aprovechar esta estación para diseñarlo, planificarlo y prepararlo.

¡Manos a la obra!

A la hora de diseñar un huerto, lo primero que hacemos es medir el espacio para saber la superficie exacta que tenemos para dedicarla a cultivar. ¿De cuántos metros cuadrados disponemos? Sobre estas medidas, sean las que sean, diseñamos nuestro huerto.

Las dimensiones idóneas existen y dependen de muchas variables pero, se calcula que, para una familia de 4 miembros el huerto debe tener entre 100 y 200 m. Este tamaño varía en función de nuestros hábitos alimenticios (qué verduras y hortalizas comemos y en qué cantidad); también varía dependiendo de si queremos o no hacer conservas y de si queremos o no tener excedentes.

Una vez que sepamos qué hortalizas queremos plantar y cuántas, sabremos la extensión que nos ocupará cada cultivo y con qué otros cultivos elegidos las podemos asociar. Además, determinaremos el número de bancales. Nosotros hemos elegido tener 4, para que las rotaciones sean más fáciles de hacer.

Una vez que tenemos las medidas del terreno, nos fijamos en los siguientes puntos:

Orientación del terreno: lo mejor es orientar los bancales hacia el sur para que los cultivos no se hagan sombra unos a otros.

Ubicación del compostero: hay que pensar dónde lo instalaremos: cercano al huerto, en un sitio sombreado y de fácil acceso.

Dónde colocar la caseta de herramientas: por comodidad, lo mejor es que esté lo más cerca posible del área cultivable.

Dónde está el punto de agua más cercano y qué tipo de riego vamos a usar. En nuestro caso, el riego por goteo es el elegido.

Ahora pasamos al diseño sobre papel.

Diseño de huertos familiares ecologicos

Diseñando nuestro huerto

Distribuimos los bancales dentro del perímetro que tenemos y dibujamos también las demás áreas que conformarán nuestro huerto (cultivo de aromáticas y flores, caseta, huerto, pasillos…).

En este esquema de la derecha podéis ver la forma, la dimensión y la distribución de lo que será nuestro huerto.

Ahora que está delimitado y planificado podemos pasar al cuidado de la tierra:      laboreo inicial y abonado profundo.

 

 

¿Y, tú? ¿Ya tienes planificado tu huerto? ;)

 

Si te ha gustado este post, ¡deja tu comentario!
Be Sociable, Share!

0 comments »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>